domingo, 2 de marzo de 2014

Turín, Londres y París, de Edmondo De Amicis. Trad. de Hermenegildo Giner de los Ríos (1898)


«Se representan en la imaginación las pampas sin límites, los torbellinos de arena, las hordas de caballo, los innumerables rebaños, los caminos desiertos, cuyos lindes son titánicos monumentos de piedra; los inmensos bosques y los valles, sobre los cuales apenas ha lucido la aurora de la vida humana; y en todas partes, detrás de un velo de bruma, las caras monstruosas y estupefactas de los Incas, que escuchan asombrados los gritos de victoria de la civilización que avanza. Hay allí un laberinto de galerías y salas que os conduce del Perú al Uruguay […] pasando por los muebles de Buenos Aires.»



Edmondo De Amicis, Turín, Londres y París. Traducción de Hermenegildo Giner de los Ríos. Madrid, Sáenz de Jubera editores, 1898.

No hay comentarios:

Publicar un comentario