miércoles, 12 de marzo de 2014

Impresiones de América: acuarelas y dibujos, de Edmundo De Amicis (1889)




«Casi todas deseaban volver al país natal antes de morir, al menos una vez, una vez sola para volver á ver al padre, la madre, el pueblo, aquel ángulo del cementerio, aquellos valles, las montañas aquellas. Y no puede definirse la expresión de aquella larga mirada con la cual nos despedían; un adiós mudo, lleno de ternura y de tristeza, de la que ciertamente no éramos nosotros el objeto; pero que, por lo mismo, aun nos conmovía más. Algunas, en fin, por delicado instinto, empujaban á los niños hacia nosotros para que nos auguraran feliz viaje, diciendo: —Da un beso á este señor, que vuelve á nuestro país.— Y salían fuera de la puerta para vernos marchar.
Aquella pobre labradora italiana, vista desde lejos con un niño en brazos nacido en el Paraná; con otros hijos alrededor nacidos en Italia; delante de aquella pobre cabaña solitaria sobre la cual ondeaba la bandera italiana en medio de las indefinidas pampas de América, representaba para nosotros el amor de patria y la santidad de familia en la forma más poéticamente dulce, triste y solemne que pueda concebir la mente humana.»


De Amicis, Edmundo, “Los italianos en la Argentina”, en Impresiones de América: acuarelas y dibujos. Traducción al italiano de Hermenegildo Giner de los Ríos. Madrid: Agustín Jubera editor, 1889.

No hay comentarios:

Publicar un comentario