lunes, 5 de enero de 2015

La Argentina que yo he visto, de Manuel Gil de Oto (1915)



                      El idioma

Con empeño necio y vano
y una ignorancia supina,
dice el español, ufano,
que conserva la Argentina
el idioma castellano.
Yo digo que para hacer
tan errónea afirmación,
cuyo valor se va a ver,
precisa no conocer
la lengua de esta nación.
Es la argentina una extraña
lengua, que toma y amaña
de cien idiomas: yo opino
que tiene tanto de España,
como del ruso y del chino.
Como con afirmaciones
rotundas no se demuestra
nada, apoyo mis razones
dando al punto una muestra
un centenar de botones.
[…]

Del italiano no hablemos,
pues no hay dialecto italiano
que en la Argentina ignoremos;
se barre en napolitano
y en siciliano bebemos.
Va la lengua castellana
tan mezclada a la italiana,
que grandes y chiquitines
parecemos Cherubines,
de El dúo de La Africana,
pues decimos ma, por pero,
farabuti (hombre grosero),
y en las fondas y figones
reemplazan los macarrones,
al archiespañol puchero.

Gil de Oto, Manuel, La Argentina que yo he visto. Estudio preliminar de Guillermo Korn. Buenos Aires: Biblioteca Nacional, 2010.


Gil de Oto, Manuel, La Argentina que yo he visto. Barcelona, 1915.

No hay comentarios:

Publicar un comentario